Padres e hijos, cara a cara