Primeros roces por el reparto de la comida