Cristian se apunta a la ley de la selva