La terapia de Jenni termina con un "te corto los cojo...a cuadraditos"