La agresividad de Sarah marca la segunda etapa de ‘Padres lejanos’