La tradición del norte: en la playa toalla y pala