Un yihadista siembra el terror en el sur de Francia y mata a tres personas