Así responde el dueño de un Lamborghini ante un hombre que pasa corriendo por encima de su coche