Un perro no reconoce a su dueño, que había perdido más de 20 kilos