Un pastor alemán sorprende a todos llevando el carro de la compra en un supermercado