Un peatón enfadado recibe una lección del karma y se convierte viral en la Red