La pasarela de cristal a 1.180 metros de altura que se ‘rompe’: la broma que arrasa en la Red