Una paloma adicta al ‘fitness’ presume de su estado de forma ante los curiosos