Se le cae el móvil de las manos cuando se encontraba subida en una atracción a 137 metros de altura