Así mete miedo un monitor a un niño justo antes de que este salte por una tirolina