Un niño roba el protagonismo a sus padres en el momento más emotivo