La increíble sorpresa que deparó la atracción de Piratas del Caribe