Todo vale por ahorrarte una entrada de cine: se hacen pasar por un 'gigante'