Supera su miedo a las alturas para poder ver el Atlántico desde un acantilado