Un juez estimó que las heridas de Stefani no eran maltrato