Las víctimas de robos en pisos resignados: "El anillo de prometido, yo le doy por perdido"