Así se vendían las bondades de la red allá por 1990