La tormenta prosigue en las costas españolas tirando farolas y levantando asfaltos