El temporal pierde fuerza aunque se mantiene la alerta en 36 provincias