Una herramienta demuestra la debilidad en la seguridad de Mega