Una mujer tetrapléjica logra controlar su mano robótica con el pensamiento