El supervolcán habitado de Nápoles muestra signos de reactivación