Pasar muchas horas del día sentado aumenta el riesgo de tener cáncer