Un robot resuelve el cubo de Rubik en menos de un segundo