Entre comida o los mimos de sus dueños, ¿qué prefieren los perros?