300 millones de 'píxels' para desentrañar la materia oscura