Las novedades del iPhone 7 eran ciertas: cascos inalámbricos y resistencia al agua