El fraude de la bellota mordida, vendieron móviles chinos como extremeños