Las moscas son las encargadas de transmitir la resistencia a ciertos antibióticos