El 42% de las empresas españolas no está preparada para los ciberataques