Los desiertos se extenderán por España si el calentamiento prosigue