Un desastre ecológico asoló la Tierra hace 250 millones de años