Científicos españoles, "atrapados" en el extranjero