Nada de carbohidratos y 4 horas de gimnasio al día para convertirse en la reina del fitness