Un 20% de las averías de los 'smartphones' son de 'software'