El satélite impactará contra la Tierra