Así reaccionan los adolescentes frente a un ordenador antiguo