Los aborígenes australianos, descendientes de los primeros humanos del continente