El fin del mundo, ¿este viernes?