El ataque planeado contra Facebook divide a Anonymous