El Sherpa Summit convierte por unas horas a Bilbao en la capital tecnológica mundial