El sandwich que no caduca