Llega el Samsung Galaxy Win, el hermano pequeño del S4