Samsung trabaja en el control de tabletas y teléfonos con ondas cerebrales