Los gigantes de la tecnología se alían contra el espionaje de EEUU